Cuando tu empresa deja de hacer bien lo que hacía tan bien

 

Cuando Howard Shultz volvió de CEO para salvar a Starbucks de la debacle, una de sus primeras decisiones fue cerrar todas sus cafeterías en EEUU durante una tarde. Quería enseñar a sus baristas a preparar un buen café. La iniciativa fue muy criticada por la prensa: ¿Es que Starbucks ya no sabe hacer café? ¿Lo conseguirá en una tarde? Algunos analistas demostraron que sabían multiplicar ¿Ha calculado el ingente coste económico de cerrar tantas horas, teniendo en cuenta que tiene x tiendas, y empleados, cuyo coste es de z por hora? Pero Shultz lo tenía claro: había que dar un mensaje contundente a la organización de que había cosas que no podían perderse.

A mi me parece que este problema (olvidar cosas básicas que antes hacíamos fenomenal)  es muy común. Se me ocurren varias empresas que, por respeto hacia sus marcas, obviaré citar aquí.

Este verano, en un supermercado del norte de España puse en el carro una bolsa de patatas fritas de una marca que hace años era claro líder en su mercado. Abrías la bolsa y ya no podías parar. Era fuente de conflicto familiar. El dependiente me dijo: “ya no es lo que era. Han perdido mucha cuota de mercado. Ya sabe, la “P” de producto.” Así que rápidamente las cambié por unas Lays, indefenso ante el talento “marquetiniano” de mi interlocutor.

Hay muchos más ejemplos. Empresas de consumo cuyos productos ya no son lo mismo, empresas industriales que han renunciado a ciertos principios de calidad para competir con la competencia asiática, empresas de servicios que han perdido esa atención al cliente que las hacía únicas…

Y este cáncer ocurre poco a poco, sin darte cuenta. Como un matrimonio mal avenido, que no recuerda cuándo empezó a dar por sentado tantas cosas y descuidó ese amor de sus primeros años. Cuentan de un señor octogenario que había asesinado a su esposa y el juez le recriminaba: “pero hombre, si llevaban 50 años casados…”, a lo que él respondió: “Es que, lo fui dejando, lo fui dejando…”

En un matrimonio solo hay dos para culpar, pero en una empresa hay muchos más. A veces la culpa la tienen los financieros, que van bajando costes y salarios, que en momentos difíciles apuntalan la cuenta de resultados pero matan lentamente la ilusión de los equipos. Otras veces son los nuevos líderes, puestos de manera prematura y que, a pesar de su curriculm y brillantez, nunca llegaron a  conocer de verdad el “alma” de la empresa. Y no son pocos los directivos que innovan demasiado, quizá porque se cansaron de hacer siempre lo mismo, cuando el cliente estaba encantado y no pedía tanta novedad. Otros, en aras de un progresismo estúpido, que mide toda iniciativa con las agujas de un reloj, desechan lo viejo por sistema. Esto último es un mal endémico de los fundamentalistas de lo digital.

Habrá, seguro, muchas más razones y responsables adonde arrojar nuestras piedras cuando la empresa sucumba y pensemos, con razón, que “cualquier pasado fue mejor”. Pero servirá de poco. Por eso, hoy más que nunca hemos de combinar transformación con autenticidad. Adaptarse al cambio no debe significar abandonar lo que hacíamos tan bien y que a tantos les enamoraba.

 

 

 

Foto: Casa Mingo, un restaurante que no ha perdido su autenticidad.

Stairways to digital transformation

Some days ago, I added a blog post about a model we developed to help managers think how to land digital transformation to business. Now I would like to share with you a document that explains our model in more detail.

You can download it here: op-0287-e

I hope you find it interesting!

Innovación comercial y crecimiento

La semana pasada, mi colega Cósimo Chiesa y yo presentamos los resultados del IV Estudio sobre la gestión de redes comerciales en España  2013, que hemos realizado junto con Juanjo Tordera, Rafael Salazar y Javier Paniagua. Lo puedes descargar aquí.

Este año nos hemos enfocado en estudiar la innovación comercial tras 5 años de crisis. Uno de los principales resultados se puede observar en el siguiente gráfico. En el eje X vemos el crecimiento en facturación reportado desde que empezó la crisis (2008) hasta 2012. En el Y tenemos la nota (de 1 a 10) que se dan esas empresas a la innovación ocurrida en sus fuerzas de ventas o en las de la competencia.

Screen Shot 2013-04-25 at 4.01.53 PM

Las empresas que más han innovado son las que más han crecido. Hay dos explicaciones posibles: (1) debido a no haber innovado, han caído  sus ventas o (2) puesto que han caído sus ventas, no han podido innovar, quizá por falta de recursos.

Encontramos que las compañías encuestadas se aprueban en innovación comercial. Sin embargo, las notas no son para echar cohetes, aún hay mucho campo de mejora. La nota media es de poco más de un 6.

¿Podemos echar la culpa a la crisis si no innovamos en nuestra manera de aproximarnos al mercado?

La Universidad y la formación online, entre el miedo y la ilusión

#271 eLearning

La semana pasada Harvard University y el MIT anunciaban el lanzamiento de edX, una plataforma en la que se ofrecerán cursos online gratuitos de profesores de estas dos instituciones y quizá de otras en el futuro. Han creado una fundación sin ánimo de lucro que ha desarrollado una plataforma open-source para ofrecer estos cursos online con la mayor calidad. Y para que la cosa chute, cada una ha puesto 30 millones de dólares. ¡Será por dinero!

Entiendo que esta plataforma será similar a Coursera, que ya ofrece cursos online gratis de Universidades muy prestigiosas. Ayer estuve echando un ojo a algunos cursos, y tienen realmente muy buena pinta: videos de gran calidad docente, notas, ejercicios, exámenes, y una plataforma para resolver dudas con el profesor o con otros estudiantes.

En mi opinión, la mayoría de la comunidad académica es aun ajena o escéptica hacia todos estos cambios. Yo lo era hasta hace pocos meses. Reflexioné sobre las empresas que están perdiendo mucho (o todo) por no haber visto llegar el tsunami del cambio tecnológico y de hábitos de sus consumidores. La música, la televisión, la prensa, son algunas de las industrias repletas de empresas agónicas. Y entonces se me ocurrió: ¿Y si nos pasara lo mismo en la Universidad?

Si me pongo los zapatos de académico, lo que está por llegar da miedo. ¿Por qué ofrecer cursos mediocres cuando encuentro mejor contenido online y gratis? ¿Para qué sirve un profesor que se limita a transmitir contenido a sus alumnos casi leyendo unos apuntes, mientras están más pendientes del WhatsApp que de la lección? ¿Para qué tantas escuelas mediocres cuando unas pocas pueden transmitir el conocimiento en más lugares? ¿Qué hacer con tantos profesores si ahora se necesitan menos? ¿Para qué tanto ladrillo, tanto bedel, tanto administrativo? ¿Por qué los grados deben venir de una sola comunidad de profesores cuando, por ejemplo, podría elegir un curso de un profesor de Iowa, otro de París y otro de Madrid?

Ahora bien, si me pongo los zapatos del estudiante, el cambio que está por venir es ilusionante. El conocimiento de calidad, seleccionado, garantizado por las mejores Universidades, y criticado positiva o negativamente por los alumnos, estará disponible para cualquiera que esté dispuesto a aprender. ¡Y gratis, o muy barato!

¿Que hacen falta títulos oficiales? ¿Que no todo puede ser aprendido online? ¿Que la “tracción sanguínea”, el “cara a cara” es necesario? Seguro. Pero ante tanta mediocridad, tanta hambre por aprender, especialmente en el mundo en desarrollo, y tanta penuria económica, pienso que mucho se acabará haciendo online, se hará mejor que ahora, y será suficiente para hacer prescindibles a unas cuantas Universidades, escuelas y profesores.

¿Exagero?

La maldición del emprendedor. ¡No caigas en ella!

Cecil Beaton for Vogue

Desde que empezó la crisis, rara es la semana en la que no veo a uno o a dos antiguos alumnos que quieren montar un negocio. Esto me ha ayudado a entender mejor la llamada “maldición del emprendedor”.

Funciona así. Ya sea porque te quedas en paro, porque no te satisface tu carrera profesional, o porque te pica el gusanillo de emprender, alumbras una idea de negocio. Poco a poco, vas pensándola, comentándola con tu esposa/o, con tus amigos y antiguos colegas. Estudias otros negocios similares y vas dándole forma a tu próxima aventura. Y aquí viene la trampa… ¡te acabas enamorando de tu propia idea! Magnificas los puntos positivos y minimizas los negativos.  Tus amigos, tu cónyuge, tus ex-colegas, la mayoría te animan, aunque muchos quizá en lo escondido piensen que tienes una mala idea. Les pasa como a la madre que tiene un hijo cafre. Muchos lo piensan, menos ella.

Y llega el momento en que sales a vender tu idea. El cliente se expone por primera vez a la propuesta de valor, que tu como emprendedor entiendes del todo, pero quizá tu cliente no. Tu cliente tiene que dejar de utilizar otro producto o servicio para usar el tuyo, o simplemente tiene que aprender a hacer determinadas cosas de una nueva manera. Él magnifica los puntos negativos y quizá no entienda los positivos.

Admiro a los emprendedores. Sin emprendedores no tendríamos PYMEs, y sin PYMEs no generamos empleo. A veces las nuevas empresas fracasan porque les falta el crédito, otras veces por una mala ejecución, pero muchas porque la idea era mala, o mediocre.

No te enamores de tu idea. Genera muchas ideas, se tremendamente crítico con ellas, y rodéate de amigos con criterio, constructivos, pero muy exigentes.

Foto: Cecil Beaton for Vogue By Jessie Quast

Tweets sobre creatividad e innovación (sesión con Luis Abril y Ferrán Adriá)

Chef Ferran Adrià

El Viernes de la semana pasada, los antiguos alumnos del IESE estábamos de fiesta. Celebramos nuestra 50 reunión anual. En El Economista publiqué un breve artículo explicando la historia y el porqué de esta asamblea. La presencia en twitter fue impresionante. Podéis seguir muchos comentarios usando el hashtag #IESEGAR. Pero hoy quería compartir una serie de tweets que me han parecido muy interesantes sobre la sesión que tuve la suerte de moderar. Los protagonistas: Luis Abril (Telefónica) y Ferrán Adriá (Fundación elBulli).

mra1981

3:57pm via Twitter for BlackBerry®

#iesegar Años esperando ver al genio Adrià. Gracias IESE. Es como ver a los Beatles a Leonardo Da Vinci o a Einstein. Innovar es no copiar

marisolmenendez

4:00pm via Twitter for iPad

“Del cambio se pasa a la innovación, y la innovación aumenta la productividad” Luis Abril #IESEGAR

rosariodecastro

4:02pm via Twitter for iPhone

#IESEGAR Luis Abril de @Telefonica. Innovando se aporta valor social!!

carmen_vronze

4:05pm via web

Luis Abril: Telefónica se ha asociado con Ferrán Adriá…emplear la tecnología para potenciar el genio creativo de Ferrán

rosariodecastro

4:10pm via Twitter for iPhone

#IESEGAR Ferran imagen de Telefonica. Alianza fructífera seguro!!!

carmen_vronze

4:11pm via web

tras el vídeo colaboración Adriá – Telefónica…comienza Ferrán: no hay medicina general cuando hablamos de innovación #IESEGAR

ANunezMartin

4:14pm via Twitter for iPad

A todos nos unen los valores humanos, dice Ferra Adria en #IESEGAR

Alvaro_Vergara

4:14pm via Twitter for BlackBerry®

“A veces pensamos que todo es muy facil. Yo se lo que es una crisis de verdad. Ademas, cada caso es particular” Adria #IESEGAR

magomore

4:14pm via Echofon

Ferrán Adriá. #iesegar Cada caso en innovación es distinto, por eso prefiero hablar de valores.

LLuisRegalado

4:15pm via Twitter for iPad

#IESEGAR Adria: hablemos de valores humanos..que los tenemos muy olvidados

agustibranas

4:14pm via TweetDeck

Ferran Adrià: No “mi equipo”: el EQUIPO. Yo soy parte de él. #IESEGAR

asunsoriano

4:14pm via Twitter for iPhone

Ferran Adria nos reta: la innovacion no es medicina para todo y mucho menos medicina de urgencia #IESEGAR

PLAsenjo

4:16pm via Twitter for iPad

Ferran Adria en #IESEGAR: “hoy en dia estamos haciendo innovación como si fuera medicina de emergencia, la solución a todos los males”

ANunezMartin

4:19pm via Twitter for iPad

7 de los cocineros mas influyentes del mundo son hijos de El Bulli, dice adria en #IESEGAR

elenaibanez

4:19pm via Echofon

Ferrán Adriá, naranja en mano, nos pone los pelos de punta hablando de valores y mostrandonos el video del ultimo día de El Bulli #IESEGAR

carmen_vronze

4:20pm via web

tras el vídeo de los últimos minutos de elBulli…su equipo confía en él, creyeron en un proyecto…que iba a ser verdad>innovación #IESEGAR

magomore

4:20pm via Echofon

Ferrán Adriá. #iesegar “La innovación es pasión, no puede ser un trabajo”

NikoMunoz

4:20pm via Twitter for iPad

El equipo confía en mi y se quedan conmigo viajando durante 2,5 años para aprender. Innovar es pasión, no es un trabajo #IESEGAR

ArturoGomezQuij

4:21pm via Twitter for iPhone

“Hace falta mucho dinero. Siempre decimos lo mismo. No, no. Lo que hace falta son ideas.” Ferran Adriá #IESEGAR

agustibranas

4:22pm via TweetDeck

Viendo el ejemplo de la naranja y Ferran Adrià. Lectura: El vasto conocimiento que tiene. Traducido: Trabajo-esfuerzo-estudio #IESEGAR

ANunezMartin

4:23pm via Twitter for iPad

No se nada de cocina…un poco mas que vosotros, pero estoy harto de listillos q lo saben todo, dice Adria en #IESEGAR

iesebs

4:28pm via web

Ferran Adrià: Kids need to be taught early to be creative, but also about budgets #IESEGAR

PLAsenjo

4:28pm via Twitter for iPad

“La innovación es mucho más fácil de lo que parece…es lo que hacen las pymes: ¡buscarse la vida!” increíble Ferran Adrià en #IESEGAR

itziarderos

4:32pm via Twitter for iPad

Adria, lo que funciona es cuando das mas de lo que te piden #IESEGAR

130caracteres

4:33pm via Twitter for iPad

Hacer la vida fácil, también en las empresas, es fundamental, otra cosa interesante de Ferrán Adriá. #IESEGAR #in

iesealumni

4:34pm via HootSuite

Luis Abril: Ferran puede ser un embajador de marca, pero había otros factores para crear sinergias entre @telefonica y su equipo #IESEGAR

rosariodecastro

4:36pm via Twitter for iPhone

#IESEGAR Alianza Telefonica&F.Adria no es patrocinio, no es mecenazgo, q es??? F.A. imagen y mecanismo generador de sinergías no previsible

carmen_vronze

4:36pm via web

L Abril: Ferrán catalizador + en las conductas d empresa…generador de capas de consenso…dejar miedos timidez inhibiciones fuera #IESEGAR

carmen_vronze

4:40pm via web

Ferrán: se puede hacer con valores y sin recursos… elBulli ha generado 80% de la innovación en su sector…harto de ver llorar #IESEGAR

Alvaro_Vergara

4:40pm via Twitter for BlackBerry®

Adria: Hoy ya no se puede mentir. Con internet, No se pueden explicar las mentiras. #IESEGAR

MarianoMartin

4:42pm via Twitter for BlackBerry®

Ferrán Adriá: cuando algo no se entiende, o es un bluff o muy nuevo #IESEGAR

ArturoGomezQuij

4:45pm via Twitter for iPhone

“Nunca un restaurante se ha convertido en nada. Los restaurantes de abren y se cierran.” Ferran Adriá #IESEGAR

ANunezMartin

4:49pm via Twitter for iPad

Adria nos explica el proyecto de #elbulli Fundacion en #IESEGAR :espacio de creatividad, biblioteca, reunión para 30 pax, cocina,tecnología

agustibranas

4:50pm via TweetDeck

Conclusión tras oír Ferran Adrià: En España, tenemos #talento a raudales ej: Dr. Massagué, Adrià, Fuster … ¿Lo capitalizamos? ¿#IESEGAR

Un mensaje de optimismo

parapluie

Hace pocos días, tuvimos en el IESE la suerte de tener a Howard Schultz, presidente, fundador y CEO de Starbucks. Muchas cosas podríamos sacar a colación en este blog, así que cuando me he puesto a escribir, me ha salido un post larguísimo. Por tanto, iré por partes tratando cada idea en sucesivas entradas.

Hoy quería sacar un mensaje de optimismo. Starbucks fue capaz de revertir una espiral fuertemente negativa. Sus acciones cayeron de $38 en Noviembre 2006 a $9 en Diciembre 2008, año en el que Schultz volvió a la empresa como CEO. En la actualidad cotiza cerca de los $37.

Schultz sostiene que ha habido un cambio sísmico en el comportamiento del consumidor y que, por tanto, “abrazar el status quo como principio operativo nos llevará con el tiempo a una colisión. No va a funcionar.”

Comentaba que podemos llorar todo el día, pero la historia ha demostrado que las mejores empresas ganan cuota de mercado en las peores crisis y son en estos momentos en los que surgen muchos emprendedores. La mayoría de los consumidores se levantan cada mañana para ir al trabajo y consumen bienes y servicios. Se hace más necesario que nunca volver a los valores centrales de las compañías, pero necesitamos re-inventarnos desde dentro con coraje y decisión. En otro momento añadía una observación muy personal que comparto plenamente: la mayoría de nuestras experiencias como consumidores son bastante mediocres. Por tanto, hay mucho donde mejorar.

Tomemos por tanto la batuta del optimismo y pongámonos a dirigir la orquesta de la innovación con un renovado entusiasmo.

Foto:  By dunkelgruen

%d bloggers like this: