Si no nos representan, ¿quién lo hará?

Flutist and his dog

Si comparamos la juventud de hoy con la del inicio de la democracia veremos grandes diferencias. La de entonces estaba acostumbrada a la escasez, al sacrificio, a tener pocas libertades. La de hoy es la de la gratificación instantánea, la que sólo confía en sí misma, la que pensaba que lo iba a tener todo y lo iba a tener fácil.

El esfuerzo e ilusión de los jóvenes de la democracia de entonces se vio recompensado en un aumento de su riqueza y de sus libertades. Pero los jóvenes de hoy no tendrán tanta suerte. Si la recesión no acaba pronto, ¿qué salarios tendrán cuando les toque ser la locomotora del gasto? No habrán tenido las oportunidades laborales que sus mayores tuvieron y así, su experiencia, conocimientos y productividad será menor.  Después, el rápido aunque silencioso envejecimiento de nuestra población empeorará las cosas. Los jóvenes nos dirán que les dejamos una España sin futuro, y que no van a pagar nuestras pensiones.

La manifestación de hoy es una llamada de atención más a los culpables de la situación actual. No creo que sean todos los que dicen los manifestantes, aunque desde luego no son los jóvenes los responsables de la crisis.

Pero la sociedad civil debe también manifestarse en su interior. Ortega escribía que «una nación es una masa humana organizada, estructurada por una minoría de individuos selectos» y también que «en un país donde la masa es incapaz de humildad, entusiasmo y adoración a lo superior se dan todas las probabilidades para que los únicos escritores influyentes sean los más vulgares; es decir, los más fácilmente asimilables; es decir, los más rematadamente imbéciles». Si Ortega hubiese escrito España invertebrada hoy, pienso que a «escritores» habría añadido guionistas y directores de telebasura. Así que me pregunto si no habremos perdido la «humildad, entusiasmo y adoración a lo superior».

Indignarse con los políticos no es suficiente. Hay que indignarse con uno mismo. Hay que buscar a los selectos y hay que encumbrarlos a la política, a la escuela, a la empresa, a la cultura. España los tiene a raudales.

Foto: Flutist and his dog By wabisabifarm

11 thoughts on “Si no nos representan, ¿quién lo hará?

  1. Un poco duro el post, no se puede generalizar hay todo tipo de jóvenes como siempre, yo tengo 40 justo cuando salí al mercado de trabajo la situación era penosa, y aunque no me ha faltado el trabajo la situación en España nunca ha sido buena, a la orden del día están los nepotismos, grupos de poder, abusos y una corrupción brutal en todos los órdenes desde el político que roba o el que hace cosas impensables por votos aunque vaya contra el interés general (como intentar darle endesa a los catalanes de los que estamos hartos) a la corrupción en órdenes del día a día.

    El 15M no es un movimiento sólo de jóvenes, ni de parados, tiene mucho más fondo, es una consecuencia y va a ir a más porque la situación no hay quien la arregle. Por otro lado sus propuestas son de la izquierda más rancia tampoco son solución por lo que más dosis de frustración son esperables y probablemente nuevos brotes de violencia.

    Varias generaciones pérdidas devoradas por las generaciones de sus mayores.

    • Juan, claro que hay de todo, pero debemos hacer un buen diagnstico de las miserias de nuestra sociedad. Y para ello hay que generalizar. Si no, no podremos cambiar. Yo tambin tango 40, pero la situacin que nos ha tocado vivir en las dos ltimas dcadas ha sido muy buena. Las crisis que hemos vivido han sido muy pequeas en comparacin con la actual y los jvenes de hoy lo tienen mucho ms difcil que nosotros lo tuvimos.

      El 15M no es de jvenes slo, pero est movido principalmente por los jvenes, que creo deben ser la prioridad en el cambio.

      • Querido Julián…

        No creo que estés haciendo un buen diagnostico ni del movimiento del 15M ni de las miserias de nuestra sociedad como apuntas… Empezando por la fotografía con la que presentas tu reflexión en “voz alta”. Otra vez como siempre… hay que predicar con el ejemplo… Más manipulación… más de lo mismo.

        Solo hace falta pasearse entre una manifestación cualquiera… como las del domingo pasado para darse cuenta de que precisamente lo que no quiere esta sociedad es tener que adorar a nada “superior” porque estamos hartos de tanto elitismo mediocre que existe en este mundo que no escucha lo que la sociedad pide a “gritos”. Eso sí… de humildad y entusiasmo estamos llenos.

        Saludos,
        Jose Angel

      • ¿Y quién va a dirigir el país? ¿Un modelo asambleario en el que cada una pide lo que se le peta? Te guste o no, hace falta que unos pocos selectos dirijan el país. Hace falta talento en el gobierno, pero también en la sociedad civil, que demuestra tenerlo muy poco cuando lo único que se le ocurre son las propuestas que cuelga en la web… Unas pocas propuestas buenas y un cúmulo de chorradas que nos llevarían a la situación griega.

  2. Buff…….negro panorama.

    Si no nos representan, tendremos que ser cada uno de nosotros los que comencemos a representarnos. Esto pasa por activar el click del debate continuo y de dar un paso adelante, se tienen que acabar los pensamientos como “….ya vendrá alguien con sentido común que arreglará esto….”, “….a mi no me afecta….”.

    En resumen, se trata de transformar la telebasura y la gratificación instantánea, en una sociedad civil activa y vigilante en la que primen los méritos y el esfuerzo. No se trata de plantear utopías, sino de agruparse y convertirse en centros de opinión y pensamiento….se trata Julián de crear “El tercer lugar”, empezar poco a poco pero de manera sólida.

    El “mercado” demanda un nuevo “producto” y es responsabilidad de todos satisfacer las necesidades de los “consumidores”.

    Saludos,
    Manuel

  3. Por eso quizas se trata de reformar las estructuras politicas y de los partidos que priman el peloteo y el seguidismo más que el talento y la capacidad de regenerar.
    Unos de los dramas, es la endogamia de la clase politica y no estan entendiendo nada!
    Necesitamos gestores buenos, honrados y con ganas de motivar a la gente.

  4. El panorama al que nos enfrentamos no dista mucho del que había en 1982 a nivel económico. Paro por las nubes, necesidad urgente de reconversión del “modelo de negocio nacional”, por entonces reconversión industrial y reestructuración del modelo de sociedad para hacerla más competitiva (acordarse de que salimos de la etapa INI con industrias acostumbradas al proteccionismo de Papá Estado), época previa de boom económico (años 60 hasta casi finales de los 70), etc, etc.
    Lo que nos tiene que asemejar de aquella generación que sacó adelante el tema fue la capacidad de esfuerzo, sacrificio y compromiso que existía entonces, cuando había que trabajar se trabajaba y luego se seguía trabajando para seguir trabajando y conseguir lo que buscabas.-
    Hoy, me lo tienen que dar hecho, reclamo mis derechos y soy megaguay sin pegar un palo al agua, tengo todos los derechos y ninguna responsabilidad y si los dirigentes se equivocan son los responsables.
    Pues no señor, sin sacrificio no hay resultado. He visto a mi padre trabajar hasta la madrugada, a mi madre hacer dobles turnos, a mi mujer levantándose a las 5 de la madrugada habiéndose acostado a las 2 porque no tenía terminado el trabajo que tenía que presentar… etc etc etc. Así es como se hace. Teniendo un proyecto de vida y luchando por él no esperando que “me dén un trabajo y una casa”. Si lo quieres te lo trabajas, aquí o en cualquier parte del mundo. Si tienes amigos en el facebook en todo el mundo también puedes trabajar en todo el mundo.
    De los que se manifiestan, muchos pueden estar “verdaderamente” indignados y con razón, pero el que aparece en la cabecera en la foto no tiene mucha pinta que quiera trabajar ni que sea muy joven. No es el verdadero representante de la juventud que realmente quiere algo. El que quiere desarrollarse profesionalmente no tiene ningún problema en salir al mercado y encontrar algo. No será el trabajo de sus sueños, pero le permitirá tocar mercado laboral y empezar a poner cierta experiencia en su curriculum. A partir de ahí la calidad de su trabajo le llevará al futuro que tanto desea y espera.

  5. Hola Julián,

    Totalmente de acuerdo con lo que dices sobre lo de encumbrar a los selectos. La falta de meritocracia creo que es uno de los problemas principales de nuestra sociedad española (en la judicatura, política, etc.). Y mientras que eso no se mejore un poco la sociedad dará unos mensajes negativos que hará que muchos jóvenes no se sientan integrados ni partícipes en ella.

    Pero yo también tengo 40, y creo que juzgar a la juventud actual con nuestro punto de vista no es justo.
    Veo en ese discurso el mismo que tenían nuestros padres con nosotros: ellos habían pasado por las penurias de la guerra y las privaciones de la posguerra, mientras que nosotros teníamos muchas cosas materiales y no apreciábamos lo verdaderamente importante. Creo que el salto generacional es inevitlable porque los cambios se van acumulando de forma contínua y a pequeños saltos: hasta que una generación se encuentra en un mundo totalmente diferente, y entiende la vida de una manera totalmente diferente.

    Por cierto, me encantó tu conferencia del otro día en el IESE. Tanto en el contenido como en las formas.
    Me ha hecho reflexionar sobre bastantes cosas que están ahí y son obvias pero sobre las que no solemos pensar (por lo menos no con la profundidad requerida).

    Gracias.
    Un saludo,

    Paco

    • Gracias Paco! Me alegro que te gustase la sesión del Lunes.

      Cuando hablo así de la juventud mi crítica va más bien a sus padres, que son los verdaderamente responsables de la situación y de sus valores. Las generaciones cambian, y también cambian sus valores. Sin duda la juventud hoy tiene valores que no tenían sus padres, pero no podemos asumir que los valores no cambian. En mi opinión han cambiado, y mucho, y creo que hoy la juventud está poco preparada para la escasez, que es lo que nos va a tocar vivir unos cuantos añitos. Pero también es verdad que la juventud hoy está más educada (bueno, más bien entrenada, pues soy de la opinión de Chesterton que educar es algo muy distinto a entrenar) que nunca, por lo que un deseo de trabajar más y mejor podría producir un nuevo “milagro” español.

      Si los políticos se ganan el respeto de las masas y si las masas hacen autocrítica, tendremos más futuro. El problema es que los políticos llevan demasiado tiempo sin tomarse la sociedad civil en serio, y ahora pedirle a esta última respeto a la clase polìtica es como pedirle a una mujer que perdone a su marido infiel, cuando además este ni siquiera pide perdón.

  6. Creo que este post es demasiado duro y generalista. Es cierto que los jòvenes de hoy son muy diferentes a los de la democracia en muchos aspectos, pero tambièn son luchadores porque en la actualidad la competencia es mucha y los oportunidades màs bien escasean…hay que luchar para buscar un sitio y es siempre màs difìcil alcanzar los propios suenos. Creo que el problema actual se solucionarà solo con un cambio de conciencia social respecto a los problemas de todo, con un cambio en la escala de valores en el que el primer puesto corresponda al hecho de que una sociedad avanza cuando todos reman en la misma direcciòn.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s