¿Hacemos caso a Seth Godin o a Churruca?

En estas épocas de crisis, muchas empresas han tenido que bajar a las trincheras. Es decir, reducir activos, despedir personal, y recortar gastos. Algunas han perecido en el intento. Otras han conseguido algo de oxígeno, y se preguntan: «¿Y ahora qué? Seguimos peor que en antes de la crisis, pero mejor que el año pasado. ¿Debemos continuar atrincherados? ¿Debemos salir fuera? ¿Debemos reinventarnos?»

Seth Godin, decía en su blog «en este momento, aun tienes algo de caja, algunos clientes, algo de momentum… En vez de meterte en una larga y lenta “espiral de la muerte”, haz algo distinto. Compra una nueva plataforma. Muévete. Encuentra nuevos productos para el cliente que aun confía en ti.»

Sin embargo, la batalla de Trafalgar, que tan brillantemente noveló Pérez-Galdós, nos da otra recomendación. En Octubre de 1805, la flota hispano-francesa, liderada por el almirante Villeneuve, salió del puerto a librar batalla contra Nelson con unas condiciones muy adversas. Villeneuve no era un líder respetado por el resto de almirantes, la tripulación era mayoritariamente no profesional y los barcos estaban en pésimas condiciones. El almirante Churruca sostenía que era mejor que los barcos ingleses soportasen solos el invierno en la mar, se debilitasen y más tarde se librase batalla. Pero Villeneuve, acusado anteriormente de cobarde, quiso demostrar su valentía en un ataque a la desesperada. El resultado ya lo conocemos.

Por tanto, ¿qué hacer si aun tienes poca caja y los mercados no acaban de despertar? ¿Hacemos caso a Seth Godin o a Churruca?

8 responses

  1. Ciertamente, la cuestión es cuando hemos decido echarnos a morir. Cuando de manera ilusa pensamos que al final las cosas volverán donde estaban. Pienso que este sesgo en la percepción es similar al que sigue al anuncio de una enfermedad muy grave por un médico a su paciente, la negación pareciera, en un primer momento, inevitable.
    Me encanta lo que dice Godin, aunque quizás, la crisis facilita el cambio, el mismo sin dificultades, sólo está al alcance de los elegidos.
    Felicidades Profesor por su artículo. Un abrazo.

  2. ¡¡¡Definitivamente haría caso a Seth Godin!!! No hay que dejar de luchar ni de reinventar, ambas cosas acompañas de juicio y prudencia, claro. No es algo fácil ni obvio, y a veces veo tantos casos de inventar por inventar que pienso que el mundo se ha vuelto loco. Pero UN BUEN PLAN DE ACCIÓN creo que debería ser el principio. LARGO PLAZO, no corto. PENSANDO EN EL TRABAJO BIEN HECHO Y NO EN EL DINERO FÁCIL. En fin, lo que Seth Godin dice en una frase no es sencillo… aunque si creo que es lo que hay que hacer.

    • Yo no lo veo tan claro. Lo que dice Godin está muy bien, pero es muy arriesgado. Es verdad que el que no arriesga no gana, pero la investigación sobre reconversiones de empresa muestra que la mayoría de las empresas que han conseguido pasar una grave crisis y volver a crecer lo han hecho atrincherándose y no reinventandose.

  3. Julián, creo que es muy difícil decir “blanco o negro” sobre una u otra opción. Reinventarnos es un ejercicio que la empresa -pequeña o grande- debe realizar siempre. Quien no lo hace no puede durar salvo casos muy concretos.
    Por otra parte, asumir “riesgos” en estos momentos tan complicados es una característica muy propia de los empresarios y bastante impropia de la alta dirección ya que sus motivaciones son en general radicalmente opuestas.
    Por tanto me gustaría acotar la disyuntiva atacar vs defender, en si mi empresa busca objetivos a largo (mas propio de empresarios) o radicalmente a corto (directivos o empresarios venidos a directivos)-disculpas si alguien se siente molesto-. En ese ámbito yo me apunto en la actual coyuntura a “empresario”, objetivos a largo.

    • Sí, es verdad que hay grises. Yo no lo veo tanto como corto o largo. Sino más bien, como la disyuntiva que tiene una empresa, dirigida por empresarios o por directivos, que lo ve todo muy negro y que debe decidir qué hacer. Cuando digo reinventarse precisamente me refiero a lo que no hacemos todos los días, sino cada mucho tiempo. Apple, se reinventó, creo yo, cuando volvió Jobs. Starbucks, también lo ha hecho recientemente. Pero la mayoría no nos reinventamos. El cementerio de las empresas está lleno de intentos de reinventarse. Pero también de directivos o empresarios que miraron a otro lado y no supieron bajar a la trinchera.

  4. Esto daría para un buen caso, la mayoría de la gente opinará que Seth Godin es el modelo, sin embargo esperar y dedicarse a formar internamente, actualizar ficheros, renovar la imagen, ajustar la organización, etc. puede suponer reiventarse, eso sí en un plazo más largo y después………¡a cañonazos!.

    El caso es especialmente delicado en PYMES dependientes de la administración, a las que las necesidades de circulante ahogan (retrasos de 1 años en los pagos). En estos casos, tener hucha para varios meses puede suponer el escenario ideal de Churruca, todos van muriendo y sin hacer nada especial pasa el tiempo y cuando miras en el horizonte no hay barcos a los que disparar y los que quedan se ponen de perfil para que ni dispares.

    Podíamos preguntarle a Arturo Pérez Reverte qué opina, en su libro “Cabo Trafalgar” se queda bastante a gusto, aunque conociendo al sujeto…………yo no me atrevo a preguntar. 😉

    Un saludo

    • jajaja, es verdad, a saber lo que diría Pérez Reverte.
      De acuerdo contigo. Tendemos a pensar que lo que dice Godin es lo mejor, pero coincido contigo que a veces es mejor quedarse en la trinchera. No siempre claro. Depende de cuánta caja y de qué capacidad de reinvención tengas en tu empresa.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: